363_dalai_lama_tweaked.jpgDespués de décadas de represión el pueblo tibetano ha salido a las calles a pedirle al Mundo que los ayude a obtener justicia. El gobierno chino está en el proceso de decidir entre más represión o el tan esperado diálogo que podría cambiar el futuro del Tibet.

¡ Seamos protagonistas de un momento histórico! Con los Juegos Olímpicos en camino y la importancia de las exportaciones, China es más sensible que nunca a la opinión pública mundial. Sólo una avalancha de protesta por todo el Mundo podrá llamar la atención del gobierno Chino, y la comunidad Avaaz debe juntar el mayor numero de firmas posibles para esta campaña. El Dalai Lama ha hecho un llamado el cese de las hostilidades y al diálogo, y necesita el apoyo del Mundo. Por favor, entra en esta pagina, firma y corre la voz.

AVAAZ.ORG

La Invasión del Tibet

Para octubre de 1950 el ejército de liberación ha penetrado en el Tibet hasta Chamdo, la capital de la provincia de Kham y donde se ubican los cuarteles del ejercito oriental del Tibet. La ruta es controlada por los chinos y el gobernador de la región es hecho prisionero. Las fuerzas chinas también realizan misiones secretas a través de la frontera norte, pero evitan enfrentamientos militares que pudieran llamar la atención internacional.

El joven Dalai Lama, de 15 años, sus consejeros y algunos oficiales de gobierino seleccionados, evacuan la capital y establecen un gobierno provisional en la frontera con la India, en Yatung. En juio de 1951 son persuadidos por los oficiales chinos de que regresen a Lhasa. El 9 de septiembre de 1951, un contingente de 3,000 chinos de las “fuerzas de liberación” marchan en la capital.

Para 1954, 222,000 miembros del ejército popular de liberación (PLA) están estacionados en el Tibet . Las condciones son bastante graves ya que el sistema agrícola del país está trabajando al máximo de su capacidad.

En los siguientes años, la actividad política en Lhasa fue creciendo y surgió la resistencia no-violenta organizada por Mimang Tsongdu. Empezaron a aparecer carteles denunciando la ocupación.

En febrero de 1956, aparecieron las revueltas en varias regiones orientales del Tibet, y el ejército chino sufrió fuertes derrotas con los ejércitos de la guerrilla. Los tropas chinas fueron reubicadas desde el oeste hacia el este para fortalecerse y con 100,000 militares buscan acabar con los rebeldes. Los intentos por desarmar a la guerrilla provocaron tal violencia que los chinos decidieron tomar más medidas militares. El ejército popular comenzó a bombardear y destruir monasterios en el Tibet Oriental, arrestaron a los monjes y líderes de la guerrilla, los torturaron y ejecutaron públicamente para buscar desanimar a la creciente y grande resistencia a la que se enfrentaban.

En abril de 1956, los chinos inauguran el “Comité Preliminar para la Autonomía de la Región del Tibet” (PCART) en Lhasa, encabezado por el Dalai Lama y encaminado a modernizar el país. En efecto, era un comité cuyos fines eran lograr hacer válidos los reclamos de China.

En Lhasa, 30,000 soldados del ejército popular vigilaban a los refugiados que llegaban de las áreas en conflicto. La población creció en 10,000 gentes que vivía en campos en las orillas de la ciudad.

Para diciembre de 1958, las revueltas continuaban y el comando militar chino amenazó con bombardear Lhasa y el palació del Dalai Lama si no se controlaba la situación. En Lhasa, 20 mil miembros de la guerrilla en el sur y noreste, así como varios miles de civiles habían sido sitiados por las tropas chinas.

En marzo de 1959, los chinos buscaron hacer prisionero al Líder Espiritual, el Dalai Lama. Lo presionaron para que visiatara sólo los cuarteles militares chinos. Ante esta situación, 30,000 tibetanos leales rodearon el palacio de Norbulinka para proteger a su “Joya Preciosa”. No querían que el Dalai Lama fuera secuestrado y llevado e Beijing. Las mujeres colocaban carteles de “El Tibet para los Tibetanos” y gritaban pidiendo la independencia del Tibet. Incluso llevaron un pliego pidiendo ayuda al consulado de la India en Lhasa. Los civiles se empezaron a unir a la guerrilla. Se comienza a planear la huida del Dalai Lama ante el inminente ataque al palacio. Enormes vehiculos de guerra chinos van llegando a la región mientras la guerrila comienza a prepararse y tomar posiciones en las sierras ayudados con mulas.

El 17 de marzo, disfrazado de militar, el Dalai Lama sale del palacio para comenzar su peligrosa travesía hacia la India. Su madre y hermana ya habían partido antes. El día 19 comienzan los combates mano a mano en Lhasa. Estos duran 2 días. 800 bombas caen sobre el palacio de Norbulinka el 21 de marzo. Miles de hombres, mujeres y niños de los campos de los alrededores son asesinados. Después, 200 guardias de seguridad son desarmados y ejecutados públicamente. Los principales monasterios de Lhasa fueron bombardeados y los valiosos tesoros y escritos de los monjes fueron destruidos. Miles de monjes fueron asesinados, y otros fueron hechos esclavos. Cerca de 86,000 tibetanos fueron asesinados en este periodo.

El Dalai Lama y su comitiva cruzaron la frontera y llegaron a la india el 31 de Marzo. Pandit Nehru anunció el 3 de abril en el parlamento de la Indú que su gobierno daba asilo político al Dalia Lama.